25/03/2016 Ruta 48. Las Médulas

-¡Oh, Octavio Augusto! Bajo esas montañas hay oro.
-¡Pues a cavar se ha dicho!.
-Pero mi señor, es peligroso, agotador y muy poco rentable.
-Entonces, si no entramos a por el oro, hagamos que este salga para con nosotros. Y a sacar así el oro lo llamaremos Ruina Montium. Y así lo haremos durante 200 años.

Y más o menos así fue como los romanos hicieron Las Médulas, en la provincia de León.

Ahora no hay oro, o no debe haber mucho, porque si no, no nos dejarían pasar y alguien serguiría extrayendo. Pero lo que hay es un camino que recorre esta zona así que animosos y prestos nos dirigimos allí.

Salimos del pueblo y nos dirigimos al lago Sumido, que queda en dirección opuesta al resto de lo visitable, así que tras llegar a él, emprendemos el regreso al punto de origen. Algo así como un calentamiento de 3 kilómetros con vistas.

Ahora es cuando empieza lo bueno, pues tras salir ya cuesta arriba del pueblo por una pista, pronto giramos a la izquierda por una senda de gran pendiente que nos lleva a Las Médulas en sí mismas.

Esta es sin duda la parte más peligrosa del camino, pues la pendiente tanto en subida como en bajada es fuerte, el terrero resbaladizo y la senda muy estrecha. Con mucho cuidado y atención salvamos esta zona, disfrutando de las vistas.

Tras esto, volvemos a la pista y empezamos a encontrar a mucha gente, por lo que sabemos que hemos llegado a la zona “típica” de visita. Disfrutamos de la zona como cualquier otro turista y terminamos la ruta bajando de nuevo al pueblo.

En wikiloc.

Las fotos, de ihortal

1 comentario

  1. Isa
    12 julio, 2016

    Aquí faltan algunas fotos chulas, ¿eh? 😛 Pero muy interesante la introducción romana 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *