Dando una segunda vida a un Macbook de 2008

Hace poco apareció en casa un precioso Macbook Pro de 13″ encargado de sustituir el antiguo Macbook de 2008 (uno de esos tan famosos de plástico blanco).

La usuaria, como podéis imaginar, está encantada con el cambio, y es que su anterior portátil, aunque seguía moviendo OS X sin problemas y con un rendimiento aceptable, se resentía mucho a la hora de editar fotos, abrir páginas con Flash, Java, en definitiva, que el procesador iba un poco justo ya. Para colmo, el botón del trackpad había dejado de funcionar.

Justo por esas fechas, llegó a mis manos otro Macbook de esos blancos, un poco más nuevo, pero con la pantalla rota. Como os podéis imaginar que de dos hice uno (aprovechando para limpiar la placa base de polvo y suciedad acumulada 8 años) y me vi incitado a probar OS X. Pero claro, antes hice un poco de trampa y cambié el disco duro original por uno SSD.

Y de esto venía a hablar, del disco SSD. Antes, cuando alguien te venía diciendo que “mi PC va muy lento” siempre le decías que añadiera RAM. Pues olvidad eso, el mejor modo de revivir un portátil renqueante es ponerle un disco SSD. La diferencia es abismal. En velocidad de arranque, tanto de SO, como de aplicaciones, en el ruido (no eres consciente del ruido que hace el disco de un portátil hasta que NO lo oyes), incluso, en portátiles, alarga la vida de la batería.

El Macbook quedó finalmente así:

  • Macbook white 2008 13,3″
  • Intel Core 2 Duo a 2,4GHz
  • 4 GB RAM 667 DDR2 SDRAM
  • Kingston SSDNowV300 120 GB (42€ en amazon)

Luego instalé un OS X limpio y…al mes había vuelto a Linux, concretamente a Xubuntu (sí, instalar Ubuntu y/o derivados es lo fácil, pero es que precisamente si es fácil y funciona bien, ¿qué más quieres?). Total, que tan contento estoy con este portátil que he abandonado el PC de sobremesa, después de apañar un disco de 1TB para todos los datos.

Así damos una segunda vida a un portátil que estaba condenado al punto limpio, y del que espero que aguante uno o dos añitos.

1 Comentario / Añade tu comentario debajo

  1. O tres o cuatro, ¿¿¿no??? ¡Jajajajaja!
    Qué apañao que eres 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *