FrostWire. Muerto Megaupload vuelve BitTorrent

El Rey ha muerto, ¡Viva el Rey!

Y parece que el nuevo monarca es uno de los “padres” del anterior , que nunca llegó a morir, pese a que estuvo muy enfermo. Este no es otro que Bittorrent. Así que vamos a ver como podemos sacarle jugo con FrostWire.

Lo primeros será instalarlo, ya sea en su versión para Mac, Linux o Windows. En cualquier Sistema Operativo la instalación no debería darnos ningún problema.

Vamos ahora a configurarlo usando el asistente que aparece la primera vez que ejecutamos el programa. Lo primero que debemos confirmar son las carpetas donde vamos a guardar los archivos que descarguemos y donde van a estar los archivos que compartamos (si queremos compartir)

Al pulsar en “Adelante” nos aparecerán las pantallas para configurar la velocidad de nuestra conexión, el tipo de archivos que queremos compartir (recomiendo dejar marcados sólo audio y video, no se vaya a colar algún documento personal) y una última pantalla donde declaramos que no (¿?) vamos a infringir ningún copyright con este programa. Os dejo unas capturas a continuación.

Y ahora que ya tenemos el programa instalado y configurado podemos realizar la primera búsqueda de archivos, en este ejemplo vamos a usar la cadena de búsqueda “House 8×01” que no pudimos ver ese capítulo entero…Cuando buscamos algo nos aparece un listado con el resultado de esa búsqueda. Pues bien, es importante elegir del listado archivos que tengan un valor de “N” alto, pues eso significa que hay más gente compartiéndolo y que se bajará más rápido.

Cuando el archivo termine de descargarse podremos encontrarlo en la carpeta que elegimos para guardarlos. Y para acabar, os dejo un enlace a un artículo que habla del futuro próximo de BitTorrent, que pasa por dar una vuelta de tuerca más y hacer “streaming” mediante el protocolo  de Bittorrent, y ¡ríete tú de Megavideo!

¡Ah! Sí, sólo una última cosa. Respecto de descargas ilegales, derechos de autor, etc etc:

 

Códigos QR ¿eso qué es lo que es? ¿Y si quiero uno?

Seguro que por la calle, en el periódico, en alguna revista, en internet has visto algún anuncio que incluye un cuadrado blanco y negro lleno de puntitos. Algo como esto:

ihortal.es

Código Qr de http://ihortal.es

Son los populares códigos QR, muy de moda ahora con los móviles de última generación. Estos códigos son una especie de código de barras bidimensional que por ejemplo, fotografiados con un móvil y una vez este lo decodifica permiten acceder a cierta información. Normalmente a enlaces de páginas web, descargas “exclusivas”, etc

Crear uno de estos códigos es algo muy simple con GQRCode. Un programa para Linux tan sencillo de utilizar que lo haré en sólo 2 imágenes

Una vez instalado, lo ejecutamos y nos aparece esta ventana tan simple donde pondremos el texto que queremos codificar, en este caso http://ihortal.es

Codificando un código QR

Guardando nuestro QR

Cuando pulsemos sobre “Codificar” nos generará el código QR y al hacer clic en “Guardar como…” nos solicitará un nombre para el archivo (no hace falta poner extensión, lo guarda en .png).

Guardando nuestro QR

Guardando nuestro QR

Y listo. Ya tenemos nuestro código QR personalizado y listo para usar como firma de correo electrónico, nuestro CV, tarjeta de visita, para imprimir pegatinas y pegarlas por la calle o lo que queramos.

DivX Converter. Uso Linux y convierto vídeos.

¿Has bajado un vídeo de internet y los subtítulos no están? ¿Tu DVD no lee mp4 pero sí avi? Si te sientes identificado con estas situaciones, o sufres otras parecidas vamos a ver como convertir entre formatos de video, o cómo añadir subtítulos a un archivo de vídeo con DivX Converter para Linux.

Para instalarlo debemos descargar el paquete de instalación desde la página del proyecto donde encontraremos el paquete .deb (por ejemplo, para Debian, Ubuntu o Linux Mint) o .rpm (por ejemplo Fedora, Mandriva o SuSe) necesario.

Una vez instalado, y tras ejecutarlo nos encontramos con la siguiente pantalla:

Pantalla principal de DivX Converter

Pantalla principal de DivX Converter

Primero de todo debemos seleccionar el archivo (o archivos) de vídeo a utilizar, pinchamos en “Añadir archivo(s)”  y buscamos el archivo que vamos a convertir.

Selección de archivos

Selección de archivos.

Vemos como el archivo queda añadido en la lista “Archivo(s) de entrada. También en esta ventana podemos elegir entre una serie de tipos de conversión predeterminados (como se ve en la siguiente figura) y el directorio donde guardaremos el archivo resultante.

Lista de configuraciones por defecto

Lista de configuraciones por defecto

Con esto tenemos una serie de configuraciones por defecto para nuestro archivo de salida, pero si queremos ahondar aún más en la conversión podemos hacerlo desde las pestañas “Filtros de video” y “Filtros de audio”.

Opciones avanzadas de audio y vídeo

Opciones avanzadas de audio y vídeo.

Como vemos en las imágenes hay muchas opciones que se pueden cambiar, por ejemplo para vídeo podemos cambiar el códec de salida (Vcodec), los fotogramas por segundo (Force FrameRate), el aspecto (Video Aspect Ratio) y el tamaño del vídeo de salida (Resize Video). Las opciones de audio nos permiten elegir el códec a usar y cambiar la calidad del sonido.

Por último, si lo que queremos es incrustar en el vídeo el archivo de subtítulo del que disponemos, nos dirigimos a la pestaña “Subtítulo”.

Añadiendo subtítulos

Añadiendo subtítulos

Una vez activamos la casilla “Habilitar” podemos seleccionar el archivo que contiene los subtítulos y cambiar la fuente, el tamaño y la codificación de caracteres del mismo. Atención porque por defecto aparece “cp1256”, que es una codificación de caracteres árabes, elegir UTF-8 o ISO-8859-1 debería funcionar bien).

Una vez tenemos todo a punto, sólo hay que pinchar en el botón “Convertir” para que el proceso comience. Recuerda que el archivo resultante se guardará en la carpeta que aparece en “Ajustes de salida” en la pestaña “Ventana principal”. ¿A que es fácil?

Mi portátil. Medion Akoya E1210. Mi visión (inicial y renovada)

Recupero de las entrañas de internet un texto que escribí allá por Septiembre de 2008 hablando del que aún es (y le queda un buen rato) mi portátil, un Medion Akoya E1210. Anotaciones actuales en naranja:

Hace poco (recuerda, Septiembre 2008) que me he apuntado al carro de los ultraportátiles.

Dos cosas fundamentales me animaron a hacerlo:
  • la primera, irme de casa, lo que lleva a viajar más, y la verdad, se viaja mejor con un portátil que con la torre, pantalla, teclado y ratón (más todos los cables que los unen). (Ahora sale más de casa por motivos profesionales )
  • La segunda, una ayuda que me daba (o me dará, mejor dicho) el Principado de Asturias (350€ de un total de 390€ que me he gastado). (efectivamente, la ayuda llegó :D)
Tras dar un par de vueltas por El Corte Inglés, el MediaMarkt, Fnac y Saturn me decidí por el Medion Akoya Mini E1210. Os dejo las principales características antes de comentar nada:
  • Procesador Intel Atom n270 @ 1.6 Ghz
  • 1 Gb de memoria DDR-2 SDRAM
  • 160 Gb de disco duro de los de toda la vida, no tarjeta flash
  • Pantalla de 10″
  • Windows XP Home (mi primer Windows original xD) (cuya licencia disfruta una cuñada mía porque lo primero que hice fue instalar Ubuntu y ahora Linux Mint xD)
  • Webcam y micrófono integrados
  • Wifi 802 n, 3 puertos USB, lector de tarjetas, etc (esto es igual en todos los ultraportátiles)
  • Color blanco, a juego con el Macbook y la NDS xD
Al principio dudaba entre este equipo y el Acer Aspire One, pero me decidí por este por su mayor capacidad de almacenamiento y por el touchpad (o trackpad), que incorpora los botones del ratón debajo de este y no en los laterales como el Acer, algo que en mi humilde opinión es más incómodo. Además, la pantalla es una pulgada más grande sin que el tamaño total del portátil se resienta. 
Y ahora vamos por partes, empezando por el exterior y el teclado. Tiene las mismas teclas que cualquier portátil, incluida la “ñ” y una tecla de función, si bien, algunas de ellas se ven reducidas de tamaño, concretamente “º” “,” “.” “-” “+” “ç” “<“, todas las de la parte superior (esc, F1…) y las flechas.
Me parece un buen teclado, bien distribuido y fácil de acostumbrarse (al segundo día ya podía escribir sin mirar y sin fallar más de los habitual).
La pantalla ofrece una resolución máxima de 1024×600 píxeles y tiene 10 niveles de brillo distintos. La webcam y el micrófono cumplen su función sin problemas; no son ninguna maravilla (0,3 megapíxeles la cámara), pero tampoco creo que la gente quiera hacer fotografías profesionales con un portátil, al menos, yo no. Lo probé con Skype y se ve y oye perfectamente. No hace falta más.
Ahora vamos al interior.El equipo funciona como un tiro. Mueve Windows XP  (y Linux Mint ahora) sin problemas y aplicaciones actuales también. Tengo instalado como navegador Firefox 3, gran consumidor de memoria y apenas se atasca (y no lo haría si yo no navegara por 15000 pestañas a la vez :S ).También puede con OpenOffice, aMsn, Thunderbird…y todo a la vez xD 
Algunas de las aplicaciones que trae por defecto sobran (¿estaría hablando aquí de Windows? xD), como el Acrobat Reader (ocupa mucho espacio y gasta muchos recursos. Para ver archivos PDF hay lectores más eficientes) o el Word Perfect.Otras son graciosas pero poco usables, como una aplicación para hacer fotos o videos con la webcam incorporando efectos al estilo del Photobooth de Mac OS X.
Hasta aquí todo perfecto, ahora vamos con el talón de Aquiles de este equipo; la batería. Es de tan sólo 3 celdas y ofrece una duración más bien escasa, una carga dura apenas dos horas, y eso si bajas el brillo de la pantalla y no tiras mucho de wifi, videos… Se espera que salga una batería con el doble de capacidad, veremos cuándo y a qué precio. (Bueno, pues la batería murió una vez, la mandé al soporte de Medion España y me mandaron una nueva. Murió de nuevo y, finalmente compré en ebay la de 6 celdas, que funciona sin problemas). 
Para terminar, aclarar el tema del precio. el equipo costó 369€ de oferta en el Mediamarkt de Oviedo. A lo que hubo que sumar 20€ por una suscripción durante un año para el antivirus McAfee, es necesario presentar una factura de compra de licencia de antivirus para recibir la prestación. Sólo para equipos con Windows, con Linux no hace falta. Mal hecho, porque existen buenos antivirus que para usuario doméstico son gratuitos, como el AntiVir.
Total que gasté 390€ y me devolverán (devolvieron) 350€ con la famosa ayuda del Principado para la adquisición de un ordenador para jóvenes. La verdad es que estoy muy contento con este (ultra)portátil, lo que más me está costando encontrar es una funda de neopreno para cuando le meta en la mochila, aunque ya tengo el ojo echado a un par de modelos. (De nuevo, fuimos a ebay y vino de China una funda muy maja y barata :P). 
Mi nota; un 9 sobre 10, si consiguen una mejor batería podemos estar hablando, para mí, de un gran equipo, siempre teniendo en cuenta la función de estos ordenadores, que nunca podrán ser usados como equipo principal, por supuesto. (Por la guerra que dió la batería le voy a bajar la nota a 8 )