Te compras un libro (o dos)

  • Te compras un libro (o dos) en la librería de tu barrio y el precio está escrito a lápiz en una esquina de la primera página.
  • Te compras un libro (o dos) en Fnac y la etiqueta del precio se quita sin dejar marca.
  • Te compras un libro (o dos) en La Central y la etiqueta del precio se quita sin dejar marca.
  • Te compras un libro (o dos) en La casa del libro y la etiqueta del precio se quita sin dejar marca.
  • Te compras un libro (o dos) en El Corte Inglés y la etiqueta es una pegatina de papel, que al intentar quitar se queda así:

Hunger Games
Nota mental: No comprar libros en El Corte Inglés

2 commentarios

  1. batallitas de mama
    16 enero, 2013

    Está claro no quites la etiqueta algún día te gustara recordar lo poco (con el paso de los años) que te costó el libro. jaja

    Responder
  2. Isa
    16 enero, 2013

    ¡ :-O !

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *