Y en esto que crees que conoces una zona y te sorprende, y lo hace por partida doble.

¿Has oído hablar alguna vez de la cantera abandonada que hay en Soto del Real, en el comienzo de la Pedriza? ¿Y de esa formación que llaman “la Raya”, donde puedes caminar en una herida abierta en la roca?

Pues nosotros dimos con ello de casualidad, buscando una ruta para hacer a baja altitud, que no nos pillara la nieve, esa que este invierno nos está acompañando con relativa asiduidad.

Total, que aparcamos en la avenida España, junto a la escuela infantil Gloria Fuertes, junto a la que arranca el camino en el que nace la ruta. Pronto encontramos un cruce, que cogemos hacia la derecha, siguiendo la pista ancha que nos va a llevar a los pies de la ermita de nuestra señora del Rosario. Aprovechamos esta ocasión para acercarnos a verla, es una construcción moderna, de 1954, a la que no se puede acceder y perfectamente encajada entre rocas.

Proseguimos el camino, que continua siendo una subida constante pero asequible hasta la ermita de san Blas, que no acertamos a ver, pese a que estuvimos realmente cerca de ella. Aquí comenzamos el descenso hacia los puntos de interés que traíamos marcados de casa. Un poco después del embalse de los Palancares, paramos para nuestro habitual refrigerio.

Ahora sí empieza lo interesante, primero llegamos a una cantera de granito abandonada, afrontando para ello la subida más dura del día. Tras una caseta abandonada y pensando que no llegaríamos, finalmente llegamos a asomarnos a ella, tomando todas las precauciones debidas. Impresiona ver donde puede llegar la mano del hombre cuando busca recursos naturales, lo fácil que es “vaciar” una montaña.

Después de esto, volvemos a bajar por el mismo camino para ir a “la raya”. Es otro de esos lugares escondidos, una curiosa formación geológica, como una herida en la pieda, de unos 20-30 metros de largo y no más de 4-5 de ancho. Es de estas cosas que no ves hasta que estás prácticamente en ella. Nosotros nos guiamos fácilmente porque oíamos a gente hablar, pero no la veíamos. Bajar a ella es fácil, aunque había leído que existía una cuerda para ayudarse y cuando fuimos no estaba.

Después de esto, retornamos a Soto siguiendo una cómoda pista que nos llevó al primer cruce del día. Finalmente salieron 19 kilómetros y podéis ver más detalles de la ruta en wikiloc.

Las fotos, son de ihortal, como no podía ser de otra manera.

Temporada 17/18. Episodio 9. Soto del Real

Un pensamiento en “Temporada 17/18. Episodio 9. Soto del Real

  • 28 febrero, 2018 a las 11:36
    Enlace permanente

    Una ruta muy guay por lo que vimos y porque, además, no había demasiada gente en el camino, solo unas pocas bicis y algunos domingueros que aparcaban el coche cerca de la raya para bajar y ya.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.