Temporada 17/18. Spin-off 1. Albarracín – Pinares de Rodeno

Otro puente más que nos vamos de viaje caminante. Esta vez a la provincia de Teruel (porque sí, existe). Para el primer día hemos elegido visitar el pinar de Rodeno, cercano a Albarracín y lugar donde encontramos múltiples pinturas rupestres.

Abandonamos Albarracín por el barrio nuevo, iniciando una suave subida que pronto nos introduce en el pinar. El día es frío, pero la subida nos calienta y hace que el abrigo sobre. 

Hemos dejado la pista y seguido por una senda que se adentra aún más en el pinar, pero poco después volvemos a la pista forestal. Pronto acaba la subida y llegamos a un cruce, que vamos a coger a la derecha. Nos sorprende el color del suelo, arcilloso, pero con arena fina.

Comienza la visita a las pinturas rupestres, todas ellas perfectamente indicadas. Algunas se ven mejor, otras peor (amplia la foto superior para ver mejor las vacas 😉 ), pero gracias a los carteles indicativos podemos encontrar (casi) todas las imágenes. Destacaría el arquero y una serie de dibujos de animales blanquecinos por lo bien que se ven.

Pasamos por un mirador desde donde alcanzamos a ver esa cosa extraña que es el aeropuerto de Teruel y siguiendo la senda volvemos al cruce anterior y esta vez cogemos camino a Albarracín. Aún hay tiempo para ver un par de abrigos más con pinturas rupestres.

La siguiente parada será para almorzar y después comenzamos el descenso al pueblo, poniendo fin a una ruta de 15 kilómetros por un paraje excepcional que además está cargado de sorpresas en forma de pinturas.

En wikiloc.

Las fotos, de ihortal.

1 comentario

  1. Isatxe
    22 noviembre, 2017

    ¡Un camino muy recomendable! Por el paraje en sí, las pinturas y que, además, es una zona poco transitada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *