Un ordenador dentro de tu ordenador. VirtualBox.

¿Te apetece probar un Sistema Operativo? ¿Quieres hacerlo sin tener que borrar el que usas ahora, ni hacer arranques duales?

¿Usas Windows y necesitas usar una aplicación que sólo hay para Linux (o viceversa)? Incluso, ¿te apetece probar Mac OSX? ¿Windows 8?

¿Quieres rellenar online el modelo 037 de Hacienda y sólo funciona en Internet Explorer en Windows? (Ejem, ejem, cosas mías)

logo

¡Para eso se inventaron las máquinas virtuales! Vamos a ver cómo crear una; como siempre empezamos instalando el programa en cuestión, en este caso VirtualBox. Podeis encontrar el instalador en la página del programa o en los repositorios de software de las distribuciones Linux. Una vez instalado vamos a crear una máquina virtual nueva. Para ello, desde la ventana principal del programa pinchamos en “Nueva”, lo que nos abrirá un asistente donde podremos indicar las características de nuestra máquina.

Virtualbox_02

Primero habrá que dar un nombre a la máquina y seleccionar entre los posibles, el sistema operativo que vamos a instalar en ella, luego elegimos la cantidad de RAM de nuestro PC que vamos a destinar a esa máquina para terminar indicando el tamaño del disco duro virtual que tendrá.

Vamos a detenernos un momento en el apartado del disco duro, pues tenemos varias opciones a considerar:

Al ser el primer disco de la máquina (normalmente para un uso “casero” será el único), debemos marcar la opción “Disco duro de arranque”. Y luego vemos que podemos crear un disco nuevo o elegir uno existente, si tuvieramos alguno. Al hacer clic en Siguiente se abrirá el asistente de creación de disco duro virtual, que es donde vamos a encontrar realmente la “chicha” del asunto.

Virtualbox_07

¿”Expansión dinámica” o “tamaño fijo”? ¿Qué es cada cosa? Vamos primero a explicar un poco como funciona esto del “disco duro virtual”. Cuando creamos una máquina virtual, en el equipo anfitrión (nuestro ordenador) se crean una serie de archivos de configuración de la máquina virtual donde están los datos de la misma y un archivo que “hace de disco duro”. Este archivo, lo podemos crear de dos formas:

  • de un tamaño fijo, es decir, si creamos un disco duro virtual de 20GB, en nuestro ordenador se creará un archivo de 20GB.
  • Si creamos el disco duro virtual como disco de “expansión dinámica” lo que ocurrirá es que ese archivo que se crea en nuestro ordenador tendrá un tamaño inicial e irá creciendo en función de las necesidades de la máquina virtual. 

Cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes, pero yo, para un uso “doméstico” prefiero crear discos de tamaño fijo.

Bueno, tras este inciso, y una vez superado el asistente nos mostrará un resumen de la configuración que hemos puesto a la máquina y al pulsar en “Terminar” se creará la misma.

Ya tenemos esa máquina virtual, ahora toca instalar el sistema operativo. Esto se hace como siempre, con un CD de instalación o una imagen del CD (lo que nos bajamos antes de grabarlo). Pero tenemos que indicar a la máquina virtual que cuando arranque lo haga desde el CD o la imagen del mismo. En esta secuencia de imágenes vemos paso a paso cómo hacerlo.

Virtualbox_11

Virtualbox_12

Y ya podemos arrancar la máquina e instalar el sistema operativo y usarlo como si tuviéramos otro ordenador en casa. Os dejo unas interesantes notas sobre el uso de Virtualbox:

  • Cuando estamos “dentro” de la máquina virtual no podemos mover el ratón fuera de ella para usar nuestro ordenador. Para salir de ella, debemos pulsar la “tecla anfitrión”, por defecto CTRL derecho. Si instalamos en la máquina virtual las “Guest additions” (En el menú superior de la ventana, Dispositivos –> Instalar “guest additions”) el paso del ratón y teclado del host anfitrión a la máquina virtual se hace sólo.
  • Si queremos que la máquina reconozca algún dispositivo USB que tenemos conectado (el adaptador Wifi, un pendrive, la impresora, etc), debemos activarlo en: Dispositivos –> Dispotivos USB –> Seleccionar el dispositivo en la lista. Lo mismo para CDs o imágenes de CD.
  • La configuración de red (Dispositivos –> Adaptadores de red) recomiendo hacerla como “adaptadores puente”, de esta forma la máquina virtual se conectará a la red de igual manera que nuestro PC (y podrás navegar con ella, ver carpetas compartidas de otros equipos de la red, etc)
  • Podemos compartir carpetas entre las máquinas, lo que resulta muy útil para pasar documentos de una a otra.

Virtualbox_14

2 commentarios

  1. Isa
    24 marzo, 2012

    ¡Es mucho más fácil de lo que parece! Pero vaya friki estás hecho, ¿no? ¡Con 8 máquinas virtuales! (por ahora xD)

    Responder
  2. […] creando una máquina virtual donde haré todo el desarrollo de la página. Ya os expliqué cómo instalar una máquina virtual, pues bien, para este menester suelo instalar la versión de servidor de Ubuntu, descargando la […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *